Lanzo una pregunta ante una sonrisa de ojos azules ¿Qué te atreves a hacer, Laura?… Cuentos, relatos, dibujos, ilustraciones….. me siento a tomar notas delante de una ARTISTA, en mayúsculas...

Con los cuentos quiero enseñar, ayudar a transmitir situaciones complicadas, rebajando el lenguaje de los adultos… hacerlo comprensible a los niños… que puedan leerlos juntos y comentarlos.  Contagiar valores, emociones y ayudarles a definir sus inquietudes y sus sentimientos.

En los relatos, quiero plasmar esa necesidad que tengo de sacar las historias que habitan en mí. 
Sueño dormida, pero también despierta con posibles relatos que me urgen cristalizarlos de una manera casi irreprimible.
Soy de poco dormir y lo aprovecho leyendo muchísimo que es la base para saber escribir y hacer crecer nuestra imaginación (entre otras cosas, claro). Leer me ayuda a generar nuevas aventuras que, aunque no siempre acaban plasmadas en un papel (una lástima diría yo), me hacen crecer.

Cada día hablo menos con la gente porque me gustan los silencios. Soy más selectiva para elegir con quién quiero hablar o con quién no, ya que mi mundo es muy interior… pero muy rico. 
Soy discreta y me gusta escuchar. Lo que no saben es que me sirve para nutrirme de buenas ideas, pero siempre con la misma finalidad: AYUDAR.

Laura es impaciente por saber y paciente con los demás… Laura es constante, trabajadora, respetuosa.. Confiada a primera vista, siempre se queda colgada de una sonrisa, se la cree y se la lleva consigo…

Miedosa hasta decir basta y un mar de dudas surca su toma de decisiones...

En Laura conviven de forma pacífica y consensuada una parte CUADRICULADA y una parte HIPPIE… Ésto reconozco que me encantó…

Su lado cuadriculado le hace ser perfeccionista, lo que hace que pida consejo hasta la saciedad para lanzar una creación, una ilustración, un relato…. 


Vida Escrita le arrebata un sí a su parte Hippie para que su mundo interior sea nuestro, de todos nosotros… Esa parte,  la que la deja cometer errores, la que le dice que escriba novela con toques de erotismo, que sus manos tracen ilustraciones impensables, que escriba y deje salir esas historias no dormidas….. y la que hace que, en una última osadía empujada por el torbellino de su gran amiga Inés, se convierta en un tatuaje precioso, que oculta bajo su ropa…. 
Sus dos lados antagonistas han llegado a un pacto, un acuerdo… Ese lado que no permite saltarse las normas se apodera, le hace ser prudente y no herir en las manifestaciones hacia los demás…, pero deja que su otro lado sea el ARTE, la creación… 
Su generosidad y sus sentimientos han hecho que LAURA pueda regalarnos su presencia en el mundo virtual.

 

Laura trabaja desde hace 12 años en educación, es profesora de Secundaria. Se considera conciliadora, mediadora y le encanta mezclar el humor en su labor como educadora como conexión con el alumno, como estímulo… Pero un master en habilidades directivas canalizó sus capacidades, hizo que se autoconociera más y mejor, la impulsó a dirigir su equipo de trabajo y canalizó sus aptitudes para una simbiosis perfecta del trabajo en equipo y la docencia.

En LAURA se alinean la escritura y el dibujo. Es más, mantienen un pulso que está ganando el ARTE, en mayúsculas sí, repito, porque esa doble vertiente de su talento consigue la curvatura del círculo, es "un todo en uno" con el que romper el cascarón que se ha construido, que la envuelve y así liberar sus creaciones para que podamos disfrutarlas... 

Descubrir nuevas formas y disciplinas artísticas de la mano de #vidaescrita, hace que Laura se deje llevar por la Hippie e indomable LAURA BORAO…. ahora la pregunta, te la hago a ti,  ¿quieres conocer más de ella y su talento?

Bio de Paz Robledo - SomosVidaEscrita